Arranca exposición de García Bustos

0

Del 19 de marzo al 10 de junio, en la muestra Imagen del México posrevolucionario en el Museo Nacional de la Estampa, se presenta obra de un importante artista nacido en el corazón de la Ciudad de México en 1926, quien desde pequeño pudo ver de cerca la floreciente vida cultural mexicana de la primera mitad del siglo XX: Arturo García Bustos.
García Bustos es un prolífico creador que ha incursionado en la disciplina de la estampación, la pintura, la ilustración de libros y el diseño de carteles, siempre comprometido con las causas populares y los movimientos sociales que han marcado la historia del país, como la Independencia y la Revolución, pero también con momentos críticos de la historia de otros países latinoamericanos, entre ellos Guatemala, Cuba y Nicaragua.

Uno de los más reconocidos alumnos de Frida Kahlo, García Bustos ha utilizado la estampa como instrumento de expresión de la lucha de los pueblos por mantener su soberanía e identidad nacional. Su producción de estampas se caracteriza por un trazo firme y preciso, especialmente por la obra en linóleo, en la que equilibra el contraste entre el blanco y el negro.
La pertinencia de una exposición en torno a este reconocido maestro del grabado dentro del Museo Nacional de la Estampa, no sólo se debe a su calidad técnica sino también responde a que su trabajo en conjunto ha servido como herramienta de lucha y denuncia social.

La conjunción del arte y la política en América Latina adopta, en los años veinte del siglo pasado, un nuevo curso con el surgimiento de la Escuela Mexicana, muy próxima a dos grandes movimientos: la Revolución Mexicana de 1910 que genera un hito en la política de toda Latinoamérica, y la Revolución Rusa de 1917 que repercute sobre intelectuales y artistas en el mundo entero.

Sin importar el tema, las estampas del maestro García Bustos siempre presentan una calidad técnica excepcional, jugando con los contrastes de claro oscuro, con soluciones en la línea y los contornos muy semejantes al dibujo y la pintura expresionista, logrando realzar el dramatismo y la fuerza de los personajes o los eventos plasmados.

Su producción es un ejemplo de que la obra de arte y la acción de un artista también se desarrolla en función de su contexto, que el pensamiento visual se concreta y evoluciona de acuerdo a la influencia del momento histórico. Finalmente la colección de estampas del maestro García Bustos nos enseña que el arte puede servir a una causa popular y al mismo tiempo alcanzar un alto nivel en maestría técnica y conceptual.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!