Gabriel Vargas y la Familia Burrón

23

Gabriel Vargas nació el 24 de marzo de 1918 en Tulancingo, Hidalgo. Acababa de cumplir 4 años de edad cuando llegó a vivir a lo que hoy se denomina Centro Histórico y, en aquel tiempo, era toda la ciudad de México. Comenzaba la década de los 20, y le tocó vivir y atestiguar la ciudad de vecindades y pulquerías, perros famélicos y limosneros, desocupados y malvivientes, inundaciones y hambre. Su padre acababa de morir en Tulancingo, Hidalgo, de donde la familia era originaria, y su madre, Josefina Bernal, decidió buscar mejor vida con sus 12 hijos en el D.F.

Con los magros ahorros que dejó el difunto, y que el matrimonio había pensado emplear para enviar a los hijos a estudiar en el extranjero, la mujer compró una tienda de abarrotes e instaló a la familia en una pieza de la calle de Moneda. El negocio ayudó a sostener a la numerosa prole durante algunos años, pero al cabo dejó de ser rentable y la mujer, que era animosa, optó por venderlo y aceptar trabajo como obrera en una empresa fabricante de productos médicos.

Gabriel, mientras tanto, cursaba la primaria (con un maestro tan distraído, que lo pasó, afirma, del 1∫ al 3er grado sin darse cuenta del error) y se caracterizaba por ser el alumno más travieso del plantel, lo que ocasionaba a su madre constantes disgustos y, a él, raras crisis de conciencia. Precoz hasta la exasperación, el niño no tuvo dificultad para ganarse el aprecio de los habitantes del barrio y descubrir, antes de cumplir los 12 años, que su habilidad para trasplantar la realidad al papel, en forma de graciosa dibujo, era portentosa. En 1930, parra celebrar “El Día del Tráfico”, realizó en tinta china un dibujo de la avenida Juárez, con todo y anuncios publicitarios, en el cual aparecían vehículos, carretas, y más de 5,000 figuras humanas perfectamente delineadas y que dejó a sus maestros con la boca abierta.

A la secundaria Vargas sólo asistió unos días, pues había logrado hacerse amigo del jefe de los talleres de dibujo de la SEP, Juan Olaguíbel, quien le permitía pasar la mañana ahí, armado de papel y lápiz, dando rienda a la imaginación.

Una mañana, Vargas imaginó cómo debió ser la construcción de la catedral metropolitana, y mostró el dibujo resultante al jefe de los talleres. Éste lo instó a mostrar el dibujo al secretario de Educación. Sin vacilar, el chico se dirigió a las oficinas del alto funcionario. Al cruzar el patio, vio que un hombre descendía de un lujoso automóvil; Vargas creyó que se trataba del secretario, y lo abordó.

El caballero, quien resultó ser el doctor Alfonso Pruneda, entonces director de Cultura del Instituto Nacional de Bellas Artes, miró el dibujo y sonrió, gratamente sorprendido. Pidió a Vargas que fuera a verlo a su despacho al día siguiente, acompañado por un adulto, para hablar sobre la educación de tan ingenioso dibujante. Feliz, Vargas corrió a su casa, dispuesto a sorprender con la noticia a su madre, y tocó varias veces la puerta, sin que nadie atendiera a su llamado. Al cabo, uno de sus hermanos se asomó por la ventana y le comunicó que por órdenes de su madre el joven no entraría “ni siquiera a dormir”, pues habían avisado de la escuela que iban a suspenderlo debido a sus constantes faltas.

En otras circunstancias, Vargas habría escapado hasta que amainara la tormenta, pero en aquella ocasión porfió en su empeño de entrar a la casa y hablar con la madre. Al final, lo dejaron entrar, pero no le creyeron una palabra, aduciendo que el muchacho había inventado la historia para librarse del regaño.

Al día siguiente, el dibujante se presentó solo en las oficinas de Pruneda. El funcionario escribió un mensaje dirigido a la madre para rogarle que acudiera a verlo y, la mujer, sin entender bien de qué se trataba, aceptó al fin acompañar al hijo. Pruneda habló con entusiasmo del talento del dibujante y propuso enviarlo como becario a estudiar pintura y dibujo en Francia. La señora aceptó emocionada, pero Vargas, que después de todo era buen hijo, para no separarse de su madre rehusó la beca y pidió, en cambio, que le consiguieran empleo como dibujante en el Excélsior.

De esta forma, a los 13 años de edad, Gabriel Vargas ingresó al periódico ganando 3 pesos semanarios y realizando ilustraciones para diversos suplementos. Su jefe inmediato, Mariano Martínez, comprendió que el joven tenía futuro y no permitió que se le separara. Lo dirigió paso a paso y terminó por convertirse en un segundo padre.

Al poco tiempo la editorial Panamericana, del legendario coronel José García Valseca, convocó a un concurso de dibujantes para localizar y contratar a los mejores del país. Vargas sabía que la pugna sería reñida pues, entre otros, participarían Rafael Freyre, Alfredo Valdez y el propio Mariano Martínez, pero como el primer lugar ganaría la estratosférica suma de 10 mil pesos, decidió inscribirse y enviar un dibujo. Para sorpresa suya, ganó, y García Valseca le ofreció empleo: 1,000 pesos a la semana, a cambio de crear una historieta. Apenas tenía 16 años y se convirtióJefe del Departamento de dibujo de ese diario.

Por aquel tiempo Germán Butze había cobrado fama al crear Los Supersabios y Vargas ideó crearle una contraparte, a la que tituló Los Superlocos, cuyo personaje principal, Filemón Metralla, era un vivales inclinado a abusar de los débiles e ignorantes.

Aunque la historieta tuvo éxito, Vargas sólo alcanzó la consagración 10 años más tarde, cuando el humorista León Ferrari (quien realizaba en México una versión de la historieta cubana Anita de Montemar) le apostó 10 mil pesos arguyendo que el dibujante no podría crear un personaje femenino con las características del personaje principal de Los Superlocos. Vargas aceptó el desafío y salió a recorrer las calles de la ciudad, en busca de inspiración. Visitó vecindades, cabarets, mercados, cantinas y pulquerías. Así creó La Familia Burrón, formada por un peluquero honrado y trabajador (copia exacta de un amigo del autor), una mujer voluntariosa y entrometida quien, a pesar de vivir en la pobreza, pretendía actuar como aristócrata (personaje inspirado en la madre de otro amigo), y 2 hijos adolescentes que padecen las inquietudes propias de su edad y condición social (basados en experiencias propias del joven dibujante). El primer número salió a la luz en 1948.

Los Burrón y los 53 personajes que fueron surgiendo posteriormente “para no cansar al lector”, transitaron por los escenarios grabados en la memoria de Vargas: las vecindades con macetas y pollos en los patios, las paredes llenas de agujeros, las calles habitadas por perros y boleros, los billares de mala muerte, los camiones atestados, los mercados con sus precios al alza, los parques con sus pobres a la baja; un mundo donde el último consuelo es reírse de la desesperanza.

La Familia Burrón alcanzó un éxito clamoroso: 500,000 ejemplares cada semana durante muchos años.

En 1971, García Valseca perdió su cadena periodística y Vargas decidió renunciar, sin aceptar la indemnización que por más de 30 años de trabajo le correspondía. Así, la revista inició una segunda época, editada por G. y G.: iniciales de Gabriel Vargas y Guadalupe Appendini, periodista de Excélsior con quien el dibujante se casó hace 13 años, después de la muerte de su primera esposa (con quien procreó 2 hijos, actualmente de 34 y 35 años).

Hace 8 años, Vargas sufrió una embolia que le paralizó brazo y pierna izquierdos, pero no abandona a su Familia Burrón. El negocio es ahora poco rentable ya que sólo se venden 125,000 ejemplares por semana. øHasta cuándo seguirá?:

– Mientras queden en México ricos en expansión, pobres en decadencia, soberbios en inflación y humildes apachurrados- jura fervorosamente el autor, quien ganó el Premio Nacional de Periodismo en 1983.

Entre otras historietas ha creado: La vida de Cristo, Sherlock Holmes, Pancho López, El gran Caperuzo, Los Chiflados, Los del Doce y Sopa de perico.

Don Gabriel Vargas murió el 25 de mayo de 2010, a los 95 años, rodeado de su familia, en su departamento en la céntrica colonia Cuauhtémoc en el D. F.

Comentarios

23 comentarios a “Gabriel Vargas y la Familia Burrón”
  1. elena dice:

    no es posible que esta gran historieta halla llegado a su fin vaarias generaciones crecimos con ella, muchos maestros hoy en dia aprendieron a leeer y a escribir con la famosa familia burron y no puedo creer que esta tradicion de decadas solo de un dia para otro s termine es inaceptable, esta comic es lo unico agradable que ha perdurado a tra ves de los aÒos, y es un simbolo de nuuestro pais ha sido reconocida a nivel mundial< ahora que es lo que vamos a mostrar?

    pz no nos queda otra que ver revistas con contenido impuro, es decir sexual, violento y triste.

    cuando pudimos seguir leyendo una historieta pura comica y muuy hermosa

  2. mary dice:

    Me encantan cada uno de los difereentes capitulos de las aventuras de todos los personajes de esta serie , desde muy nina leia los ìcuentosî ahora yo vivo en el extranjero y me gustaria que mis hijos disfrutaran a los personajes y las diferentes historias que reflejan la realidad de tantos mexicanos, pero siempre con el humor que caracteriza a Mexico en general. Donde puedo coseguir estas publicaciones?

  3. Yareni dice:

    Me parece grandioso que todavÌa existan personas que se interesen por la situaciÛn que se vive en MÈxico.

    La Familia BurrÛn es sin duda el mejor ejemplo de estilo de vida mexicano y una de las mejores revistas no solo del paÌs sino del mundo entero. El excelente trabajo que realizan don Gabriel Vargas y Agustin Vargas es merecedor de un enorme aplauso.

    Yo estoy muy agradecida, gracias a revistas como Èsta, Condorito y MemÌn PinguÌn yo empezÈ a leer, mi pap· comenzÛ a comprarmelas cuando tenÌa 4 aÒos y hasta la fecha (tengo 15), el unico problema es que desde hace alrededor de 3 aÒos ya casi no he podido encontrarlas, y a veces tardan mucho en llegar, asÌ que si hay algun mÈtodo de suscripciones les agradecerÌa me informaran

  4. Carlos Gomez dice:

    MuchÌsimas gracias al Maestro Vargas por tantos aÒos de felicidad!! Leo ìLa Familia BurrÛnî desde que era pequeÒo y todavÌa lo sigo haciÈnso, e intento seguirle hasta que me vaya ìal valle de las calacasî.

    Gracias tambiÈn al que creo el ìsiteî. PodrÌamos enriquecerlo con m·s dibujos o m·s informaciÛn, pero de cualquier forma que bueno que se le reconozaca su labor al Maestro Vargas y se le ponga a la altura que se merece.

    Un saludo

  5. Juan Manuel Gonzalez dice:

    Yo he leido la revista de La Familia Burron hace trece aÒos, cuando apenas tenia yo seis. A pesar de que desde entonces vivo en E.U., cada quincena voy a algun lugar donde las vendan, y cuando voy a Mexico, compro todas las que encuentro. Junto con la revista chilena de Condorito, La Familia Burron es mi favorita y le doy gracias al seÒor Gabriel Vargas por entreter al pueblo mexicano por tantos aÒos.

  6. Juan Manuel Moreno LÛpez dice:

    HOLA, soy Juan Manuel Moreno, y DESEO COLECCIONAR la Revista de la Famila Burron, si alguien tiene parte de la coleccion o la coleccion, y desea desprenderse de ella, y dejarla en BUENAS MANOS yo me ofrezco para adquirirla, mas alla de lo demas ofrezco un cuidado especial para este grandioso paquete, con la seguridad de que sabre cuidarlo y valorarlo como nadieÖ AGRADEZCO LA ATENCION, SI ALGUIEN ME PUDIERA AYUDARÖ.GRACIAS.. JUAN MANUEL

  7. Juan Manuel Moreno LÛpez dice:

    GRACIAS MAESTRO, UN MILLON DE GRACIAS! Mi alma casi esta tranquila, no sabe que gusto me da ver a la Familia Burron y a su genial creador, Dn. Gabriel. Gracias por compartir tanto y tan bello, tan eductaivo y talentoso, los ìaztecotasî somos muy malagradecidos pero hoy quiero hacer una excepcion. Maestro Gabriel, no sabe cuantas veces al hojear y leer y releer esa magnifica revista he pensado en decirle lo mucho que le admiro yestoy agradecido, y hoy gracias al cielo, puedo decirle que casi he llorado la saber lo de su embolia y de saber que Usted esta en internet. Soy sincero, si usted revisa su correspondencia, encontrara una o dos cartas de agradecimiento de su eterno servidor. gracias Maestro por el consejo de cada semana, por no dejar que uno muera ignorante e insensible ante el dolor de los semejantes. Gracias por su paciencia, y por aguntar tantos insultos y malagradecimientos de nosotros. Gracias por ser difernte, gracias por tener algo que no es manejado ni ìchayoteadoî gracias Maestro, un Millon de graciasÖ.. P.D. Tengo muy pocos Burron, pero guardan un lugar especial en mi recamara, øCon Quien mas? Junto a ìLos Agachadosî, los supermachos y ìLeyendas y tradiciones de la coloniaî

  8. Gerardo dice:

    Genial!!! QuiÈn -incluso aquÈl que a devorado libros de

    ciencias y artes- no se ha detenido a leer esta obra tan

    popular y tan nuestraÖ Ha estado en nuestras familias

    desde siempreÖ

  9. David Tremary dice:

    Agradesco a la persona que elaboro este web el promover una de las mejores series de historieta que ha sido capaz de reflejar la realidad mexicana con tanto humor y certeza conbinados . En mi opinion la ìFamilia BurrÛnî es uno de los grandes titulos de la cultura popular que el mexicano ha atesorado en su corazon.

  10. Rafael Aldave Rivas dice:

    al igual que casi todos, desde muy pequeÒo fui aleccionado por la familia burron ya que mi papa y mis tios la compraban, y siempre habia un ejemplar, en el baÒo o en la sala o en donde se quieran imaginar, de esta fabulosa revista. me parece justo y necesario que la familia burron cuente con su sitio web, ya que gabriel vargas y su brillante creacion, que ya tiene vida propia, son dignos representantes de mexico a nivel mundial. solo queria poner aqui algo bonito y decir que cada vez que tengo la oportunidad de leer a la familia burron,lo hago con mucho gusto.

  11. JosÈ Alejandro Arvizu Mor·n dice:

    ìLa actual crisis o inflaciÛn, o como usted quiera llamarle, ha venido a definir correcta y precisamente las clases sociales de nuestro paÌs. Por decreto presidencial, se prohibe comer. Quienes mueran de hambre ser·n recordados como heroes nacionales y, los que infrinjan esta ley, sufrir·n todo el peso de la ley.î Con este PrÛlogo apocalÌptico Gabriel Vargas -debiera decir Maestro Gabriel Vargas- comienza un ejemplar de la Familia BurrÛn (julio de 1988) en el que habla de ìlos superchorromillonariosî, los ìinsepultos muertos de hambreî y ìlos que viven de m·s en la canicaÖî. Don Regino, Cristeta, Macuca, Fosforito y doÒa Borola y el milagroso motor de su licuadora somos nosotros. Que sea para bien Gabriel, aunque mueras, tus visiones se quedan en esta tierra en donde nuestra sociedad mercenaria queda para recordarte siempre, y sabe, que en tus personajes renacer·s en cada invocaciÛn como la primavera. Felicidades Grabriel por hacernos reÌr amablemente, con esa risa que sustituye al llanto.Alejandro ArvizuPuebla, 1998

  12. Alberto Rojas Serrano dice:

    La Familia BurrÛn es lo m·ximo yo hasta empasto sus aventuras, el nombre de pila del tejocote es Regino y el del el perrito es Wilson. Aventura preferida: todas!!!!!!!

  13. Antonio Maximo Lozada dice:

    Y despues de leer un ejemplar de la

    Familia Burron, decidi ver que habia de ellos en la Web. Debo decir que puedo considerarme un lector asiduo de doÒa

    Borola y demas, ya que desde muy niÒo mi padre me prestaba

    la revista (aprendi a leer a los 3 aÒos) que en ese entonces se titulaba ìPaquito presenta

    la Familia Burronî. No tuve la fortuna de leer nada de los

    ìSuperlocosî, pero mi padre me contaba de ellos. Cuando

    la primera epoca de los Burron acabo, me puse muy triste y

    anduve buscando ejemplares viejos en el D.F. en donde estaba

    yendo a la universidad. Luego, aparecio la edicion de G y G

    y de nuevo volvi a leer las aventuras de do~a Borola. Ahora

    me encuentro en USA terminando un doctorado en Ingenieria

    en Penn State University, y cada uno o dos meses mi madre me

    envia un paquete con ejemplares de los Burron. Mis personajes favoritos son Don Briagoberto Memelas y Ruperto.

    Acerca del nombre de pila del ìTejocoteî es Regino (como

    su padre).

    Finalmente debo felicitar a quien publico algo de los Burron

    en la Web y de mi parte agradecer a Don Gabriel Vargas por todo lo

    que su revista representa.

    Tin-Tan es el mejor !!!

    Saludos

  14. Schlauchboot dice:

    Hello I like your post ìGabriel Vargas y la Familia BurrÛnî so well that I like to ask you whether I should translate into German and linking back. Answer welcome. Greetings Schlauchboot

  15. bertha sanchez dice:

    i would love to know where can i order or buy this fabulous comics from mexico i grew up reading them can somebodyhelp me

Página 1 de 212»

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!